lunes, enero 22, 2007

¿llamar o no llamar? he ahí el dilema

Uno de los términos que hemos aprendido del cine y la tv gringa, es el famoso y conocido "one night stand" o lo que es lo mismo "romance de una noche"; aunque de romance no tenga ni mierda, porque de lo que se trata es de que conoces a alguien y te la llevas pa'l colchón sin mucha huevada, ni promesas ni discursos baratos, nada .... la conoces, te la palabreas y al negocio.

Esa pendejada es hasta las huevas, porque no tienes que andarte por las ramas; simplemente tu le tienes ganas a alguien y esa man te tiene ganas a ti y listo, se revientan a punta de carne los dos. Las dudas vienen generalmente después, a veces de un día, a veces de la mañana siguiente; depende si te quedas a dormir o no. Si te quedas a dormir, entonces la mañana siguiente buscas la manera mas amable de decir "gracias" sin parecer que la estás tratando como puta, te vistes y te vas. Si no te quedas a dormir, es mas o menos similar pero tienes que buscar un pretexto medio creible para sacártela en mitad de la madrugada

De cualquier modo, la cuestión de fondo es: ¿la vuelves a llamar o no? Pues mi voto va por el NO. ¿Por que? Porque esa es una de las pocas situaciones en las cuales uno tiene el control. Analicemos un poco:

- Cuando la conoces, puede que la man te tenga ganas, y obviamente un hombre siempre tiene ganas; así que todo bien, pero ... ella puede echarse para atrás en cualquier momento, y quien se queda cagado es obviamente uno, que no te queda de otra que visitar a las 5 hijas del capitán muñeca .... una vez más

- En una relación de pareja, ellas siempre son las que manejan el asunto; pueden cerrar las piernas y dejarnos cagados en el momento que se les de la gana. Claro que siempre se puede uno ir de putas, pero una puta no va a acudir a ti a las 5 am para el sabroso mañanero; además de que existe el riesgo de que te descubra tu contraparte y se te caga la huevada

- Ni se diga en el matrimonio, que aparte de que ya has dejado hace rato que te mochen las bolas, quien maneja siempre los hilos de esa huevada son ellas; porque aparte de dejarte sin sexo, pueden decidir no cocinar, no limpiar, no planchar y ahi si te cagaste en serio.

Como pueden ver, la única circunstancia en la cual podemos tener el control es en ese lapso en el cual ellas están a la expectativa de si vamos a volver a llamar o no, por lo tanto es el único verdadero momento en el cual podemos ser dueños de la situación. Ahora, podemos llamar para ver si la huevada progresa y la convertimos en parte integrante del rebaño cotidiano, pero ahí caemos nuevamente en la trampa de que la man simplemente diga "no" cuando uno está más queso que nunca y nuevamente, nos quedamos sin el control del asunto

Lamentablemente señores, llevamos las de perder; aunque una faena bien llevada nos da siempre cierto nivel de confianza, pero con ellas, uno nunca puede estar seguro; así que .... no la llames !!!!!

2 Pendejadas ajenas:

Anonymous Anónimo escupió esto ...

Sin entrar en detalles, también comparto tu opinión. Para mi la respuesta es Negativo...no hay que llamar a una pelada de una noche.

Tranquilidad..todo bien

Judas

3:11 p. m.  
Blogger Diego escupió esto ...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

9:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home